La vivienda cerró el ejercicio 2016 con la mayor rentabilidad desde 2006, en plena cúspide del boom inmobiliario. Comprar un piso para ponerlo en el mercado del alquiler ofrece un rendimiento bruto anual del 9,1%. Así se desprende de los datos del Banco de España y los del Instituto Na- cional de Estadística (INE). En el cuarto trimestre del año, la rentabilidad media anual del arriendo fue del 4,4%. Si a ello se le suma la revalorización anual de los pisos, cuya media fue del 4,7% el año pasado, se- gún reveló el INE ayer, la cifra ascendería al 9,1%.

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn